content top

Reseña de Mar Adentro

Mi pensamiento persistente en esta película fue “Óscar para Javier Bardem”. La verdad es que el tipo ese me ha gustado desde que vi Boca a Boca por allá en 1995.

Alejandro Amenábar consigue envolver a las audiencias con sus películas: Tesis (1996), Abre los Ojos (1997), y Los Otros (2001, ésta la pude ver después de que me contaron la historia completititita para que yo pudiera sufrir menos al verla), sin embargo, Mar Adentro tiene una cualidad sentimental impecable. Me refiero a la fuerza obtenida por la combinación de las imágenes, las actuaciones y el desarrollo de la historia, que se unen en combinaciones sutiles pero perfectas para que generes una conexión emocional constante con ello que ves en la pantalla.
Image Hosted by ImageShack.us
Basada en hechos reales, en la vida de Ramón Sanpedro, español, quien pasó 28 años al cuidado de sus parientes después de quedar tetrapléjico en un accidente en el mar y quien pierde la lucha legal en la que solicita asistencia para morir ya que vivir así “no es vida”.
La verdad es que es una historia durísima. Sanpedro mismo cree que es desafortunado no haber morido ahogado ahí mismo el día del accidente. Y tiene muy claro cual es su deseo y su deseo es dejar de vivir. Claro que dada su condición, fuera de tragarse su propia lengua a mordidas, o lo ayudan o no puede, literal, cometer suicidio. Así que la película hace que te enfrentes con preguntas como ¿cuál es la capacidad que tienes de decidir sobre tu propia vida? ¿de verdad amarlo es dejarlo morir como él desea? ¿vale la pena vivir una vida así? ¿porqué no se le castiga al suicida que falla y si se prohibe la eutanasia? … hay una lista de largos etecéteras, pero nacen y se responden en la mente de cada uno.
Image Hosted by ImageShack.us
Confieso que creí que iba a llorar, pero no. Así que o me volví una insensible (porque sí lloré al final de Titanic, ja ja ja) o Almenábar logra reducir el estrés de la tragedia a través del uso de niveles de franqueza y enunciados de obviedad (Sanpedro en sus diálogos se burla mucho de sí mismo y su condición, claramente para sobrellevarla) y son momentos muy chistosos, así que después de tanto reírme, me dio gusto por él que consiguió irse y ya no lloré.

——-
Vi la película con una banda como de 10 bloggeros y colados y quiero decirles que me la pasé muy bien y que espero que se repita, en especial la tan amena plática.

Read More

Reseña de Sideways

Entre Copas” se desarrolla esta road movie de dos amigos cuarentones que, con el pretexto de la inminente boda de uno de ellos, realizan un viaje de una semana por la zona vinícola del sur de California. Evidentemente, este viaje será el escenario donde los personajes se enfrentan a sí mismos, a sus propias virtudes, pero sobre todo, a la materialización vívida de sus defectos.
Un claro ejemplo de esto es cómo una persona puede definirse en términos menos agresivos entendiéndose a sí misma como un enólogo complejo y no un simple borracho.
sideways uno
Dirigida y adaptada por Alexander Payne, cuyo anterior trabajo fue About Schmidt (2002), y que también se centra un poco en el dilema del existencialismo de la realización del fracaso personal. En esta ocasión, sideways, se erige como la quinta contendiente por el Óscar a la mejor película. Confieso que entré a la sala llena de expectativas por lo que había escuchado sobre ella, y salí con una sensación de “tanto para eso”. Pero, como me sucedió anteriormente con “Eternal Sunshine of the Spotless Mind“, en el afterthought me di cuenta de varias cosas, entre ellas que sí me gustó y mucho, y que, la trama entera parece desarrollarse con el único objetivo de sostener el último tercio de la misma. Hacia el final, el clímax y cierre son el verdadero corazón de la película y lo que hace, en mi opinión, que valga tanto la pena.
sideways dos
Nuevamente, les dejo con la recomendación de verla y juzgarla ustedes mismos. Ah y con la recomendación de “Don’t drink and dial”, nada bueno viene de eso nunca.

Read More
content top